Prostitutas obligadas prostitutas vice

Prostitutas pamplona

prostitutas obligadas prostitutas vice

Los problemas en la cuartería comenzaron cuando Virgilio se percató de los negocios secretos de Mario y le exigió una tajada. Las sexoservidoras también le dieron la espalda. Estaban furiosas porque había hecho a un lado a su novia embarazada.

Ese mismo día lo acusaron con Doña Coco, quien terminó por echarlo. Acostumbrado a recibir dinero de varias manos, comenzó a salir con otra joven sexoservidora: Mario se había vuelto adicto a la cocaína.

La situación se volvió insostenible. Ya ni siquiera se molestaba en tirarle una o dos frases bonitas de vez en cuando: Meses después, la mujer escapó. Mario buscó un reemplazo pero su mala reputación lo precedía. Ninguna trabajadora quería tenerlo cerca.

La solución, concluyó entonces, era secuestrar a alguna y padrotearla, aunque fuera a la fuerza. Luego de algunos días, encontró a su nueva víctima.

Aprendió sus horarios y costumbres. Seria y trabajadora, era ideal para convertirse en su nueva novia. Ante la urgencia de una nueva fuente de ingresos, Mario tomó valor y se paró frente a la mujer, a unos pasos de la entrada de las cuarterías. La tomó de la cintura, la levantó sobre su hombro y se echó a correr.

La sexoservidora gritó, pataleó, pidió auxilio, pero nadie quería problemas con Mario. Ingresaron a la iglesia Santa Cruz y Soledad, a un par de calles de Limón. Estuvimos ahí unas tres horas, hasta que accedió. Era el año Una mujer no bastaba y Mario conquistó a otras sexoservidoras. Les regaló flores, las invitó a cenar. El negocio familiar nació poco tiempo después, cuando una jovencita llamada Lourdes se enamoró de Fredy, el hermano menor de Mario.

Eran vecinos del mismo barrio y Mario, atento, le propuso trabajar en La Merced. Lourdes se negó pero el mismo Mario no esperaba una respuesta positiva. Tenía un plan b. Como a Fredy no le gustaba Lourdes, le dijo: Ella aceptó de inmediato la propuesta de vivir con Fredy y se mudaron a casa de Mario. Días después, el padrote insistió de nuevo pero la joven volvió a rehusarse.

Luego le contó a Lourdes que la policía se había llevado a Fredy al reclusorio. Era una joven ingenua, dice Mario. Y entonces le recordó su propuesta de trabajo. Aunque se resistió al principio, un par de horas después aceptó.

Los primeros días, entregaba pesos. Quería ver a Fredy. Convencida de que su novio estaba en prisión, la joven se esmeró. Dos meses después reunía mil pesos diarios. Mario sobornó a personas del reclusorio Oriente para fingir una visita. Todo se trataba de dinero". Fredy fue citado en el lugar. Abrazó fuerte a Lourdes. Fredy volvió a la casa días después y pidió a Lourdes continuar con su trabajo en La Merced.

En ocasiones, la joven juntaba hasta 5 mil pesos en un día. Fastidiada, anunció a Mario: Tiempo después, Lourdes informó a Mario que una muchacha quería trabajar en La Merced.

Se llamaba Teresa, tenía problemas en su casa. Después contraté a un chofer para que las llevara al trabajo y las trajera de regreso a mi casa. Vivíamos en Neza", cuenta Mario.

Un par de semanas después, Lourdes lo contactó con otra adolescente. Al día recibía unos 10 mil pesos". Mario enamoraba y padroteaba a otras muchachas cuando tenía oportunidad. Si otros padrotes les exigían una tarifa y las golpeaban, yo hacía lo contario: Instruía a sus hermanos: Enrique también se incorporó a la banda. Pasaba por las mujeres en la mañana y las llevaba a La Merced. En la tarde paseaba con su esposa y en la noche las recogía. Otro empleado se encargaba de vigilarlas durante el día.

La farsa entre Lourdes y Fredy continuaba. Ella, dice Mario, aprendió, como él, a ser astuta, con tal de complacer a su hermano. Cuando pasaban los clientes, les arrebataba alguna pertenencia: Teresa también contribuyó al negocio. Anunció que dos jóvenes de su pueblo —en Actopan, Hidalgo— querían trabajar en La Merced, hartas de la pobreza y los problemas familiares.

Mario, feliz, se compró un automóvil y comenzó a salir con Laura, una funcionaria del Seguro Social que estaba al tanto de sus negocios y vivía en la colonia Morelos. Después de las nueve de la noche, empleados y sexoservidoras pasaban a recogerlo a casa de su nueva mujer y frente a ella le entregaban los fajos de billetes.

Cuando Mario se despedía, Laura reclamaba:. Cuando estaban por dar vuelta en la calle Manzanares, notaron que una camioneta obstruía el camino. Había una buena cantidad de policías en la calle. No sería la primera vez que la librara. Era el 6 de julio de Meses antes, Mario había llevado su negocio a la cima.

La banda de hermanos disponía en todo momento de al menos cinco o seis mujeres. Se encargaba de conseguir identificaciones falsas para las menores de edad y su territorio se había expandido a las calles Manzanares, Limón, San Pablo, el callejón de Zavala y la avenida Circunvalación.

Mario aceptó de inmediato. La familia vivía ahora en la Morelos, en una casa de un piso. El jueves por la mañana, Brenda, curiosa, preguntó: Mario, molesto, la reprendió: Volteó a ver su hermano y le dijo: Un par de horas después, sus hermanos regresaron con malas noticias: Para justificar sus días de ausencia en casa, Brenda afirmó que Mario la secuestró y violó.

También lo acusó de prostituir a mujeres. Cuando el policía realizó la pregunta, Mario vio llegar a Esperanza y a sus hermanos, esposados. Al llegar a buscarlo a la delegación, Brenda los acusó de ser cómplices. Ya retirada de la prostitución, se había mudado también a la Morelos, a un departamento cercano. Después de entregar a Mario las ganancias del día, las sexoservidoras cenaban los alimentos que Esperanza preparaba.

Si mis hermanas hubieran crecido a mi lado, imagino que las habría prostituido", indica Mario. Cuando se efectuó el operativo, ellas tenían 12 y 14 años y fueron albergadas en un DIF.

Los hermanos fueron trasladados al reclusorio Oriente. A Mario lo acusaron de seis delitos: Una prueba de polígrafo determinó que Brenda no decía la verdad por completo. A Mario le restaron los primeros tres delitos. Las autoridades encontraron sólo a dos de las chicas padroteadas, ambas menores de edad. Mario había utilizado la misma fórmula con ellas: En el interrogatorio, una declaró: Al confrontarlas, descubrieron que prostituía a ambas y denunciaron.

La sentencia por lenocinio fue de año y medio. A esa cifra se agregaron las condenas por los dos delitos restantes. El delito de corrupción de menores procedió porque Mario convenció a Fredy, adolescente entonces, de prostituir a la joven con la que vivía, menor también.

Fredy admitió que su hermano mayor lo introdujo al negocio y recibió una condena de tres años y medios en un tutelar de menores. Al salir, se alejó de su familia. No a todas enamoraba—, dice Mario y cambia el tema—, a veces las amenazaba, otras las convencía. Fueron casi cuatro años. Alguien le dijo una vez: Y él siguió el consejo. Si una se iba, me sentía un poco triste y se me pasaba cuando llegaba otra. Pero al recibir los miles de pesos en las noches, se olvidaba de todo.

El perdón es para mí. Pude saldar cuentas conmigo. Ante la sociedad pagué, no le debo a nadie", indica, con la misma voz relajada del principio. Sabe que si otras mujeres lo hubieran denunciado, la condena habría sido mucho mayor.

Hoy, las sentencias son enormes", explica, con cierto tono de alivio. Mario alegó tortura y apeló el veredicto. Las modificaciones a la ley de corrupción de menores disminuyeron el fallo. El delito de trata de blancas se derogó y cambió a trata de personas. Como fueron sentenciados por el primero, la condena final fue de 11 años 11 meses. Los cuatro salieron del reclusorio casi al mismo tiempo, hace un año. Casi tres horas después de nuestro encuentro, los faroles del Jardín San Pablo se encienden.

Algunas personas charlan a nuestro alrededor. En aquel entonces, necesitabas conocer al amigo del amigo del amigo. Era preciso preguntar, ser muy astuto. Mira, ahora me siento en paz, leo la Biblia. Lo que debo hacer es no regresar. Para no abundar en el tema, Mario respondió: Puedes leer la nota original en. Mario cumplió su condena hace un año. Hoy cuenta su versión: El Relevo se estacionó en la calle Limón, en el corredor sexual de San Simón y, al tiempo que extendía la mano a Mario en señal de despedida, lo instruyó: Me dijeron que preguntara por él.

Voy a trabajar aquí. La prostituta adolescente sonrió y casi susurrando le dijo: En tanto las tarifas por los servicios sexuales van desde los modestos pesos hasta los 2 mil pesos. Los anuncios contienen fotos e incluso algunos tienen enlaces a videos donde los ofertantes muestran sus aptitudes en plena acción.

En Facebook abundan los grupos que se denominan llanamente: Sin que se reconozcan como prostitutas, las participantes aducen premuras económicas, por lo que se anuncian como novatas. A Juan lo convenció la excitante foto que la mujer puso en su anuncio. Y le envío otras fotos. Ambos buscamos lo mismo: La primera que la llevara a bailar, cenar y finalmente al hotel Crowne Plaza.

Juan hizo cuentas y enarcó las cejas, pero sonrío con la segunda opción: Ahí le diría a la recepcionista que venía por una terapia anti-estrés con la doctora Judith y sólo tendría pagar pesos por el uso de las instalaciones. Aunque su desconfianza era natural. Al respecto me dice Jaime Montejo, vocero de la Asociación Brigada Callejera, que la ley es confusa porque no "la bajaron al código penal", por lo que no se pueden aplicar las penas que consigna y que en el peor de los caso sólo se presta para extorsionar.

De ahí "la impunidad de los tratantes y la inseguridad jurídica de las trabajadoras sexuales". En tanto la Procuraduría General del Distrito Federal lleva operativos en que interviene prostíbulos que se anuncian por internet como masajes, estéticas y karaokes.

En enero pasado, por ejemplo, rescataron a 5 chicas coreanas explotadas sexualmente. Finalmente Juan tocó el timbre.

Era como una puesta en escena, chafa, pero así era, explica. Finalmente la puerta del fondo se abrió y apareció el rostro lozano de una mujer enfundada en una impecable bata blanca. La doctora Judith le sonrió a Juan y lo invitó a pasar a su consultorio.

Estudiante de economía en la UNAM, Bernardo es un chico de rasgos juveniles muy marcados , de cuerpo delgado y estatura baja. La Marrana Parada, el Denis y Bernardo, son tres singulares seres que no los une nada, salvo su desmedida afición por las mujeres de cuota.

Se pueden pasar horas y horas caminando de un hotel a otro en la Merced, sólo para mirar y calificar "la mercancía". Yo me había pasado varios días por la zona investigando para otro artículo de VICE — Un recorrido por los hoteles de paso con las prostitutas de La Merced —, así que cuando me conocieron aceptaron mi presencia con toda naturalidad.

Fue así como supe de la existencia de blogs y perfiles en Facebook y Twitter dedicados a las prostitutas de la Ciudad de México.

Ahí es donde los clientes exponen no sólo sus opiniones y experiencias con respecto a tal o cual chica, sino que también dan consejos para prevenirse de los rateros y policías. Algo que por cierto, Bernardo nunca practica, porque al pobre siempre le cobran desmedidamente, pero al parecer la vinatería de su papa es lo bastante boyante.

Incluso se consiguió una credencial falsa del IFE en Santo Domingo, para que las chicas le pudieran brindar el servicio y los recepcionistas del hotel le zanjaran el paso. De ahí que no sea buena idea pasar con el celular en la mano frente a ellas. Al ser madres, tías, abuelas, se sienten agredidas en su intimidad y te pueden madrear.

Existen también videos, tomados por los clientes de forma subrepticia, en pleno acto sexual o simplemente cuando las chicas esperan en sus esquinas. Si bien los blogs y perfiles citados son denunciados y cerrados, no tardan y vuelven a aparecer con otro nombre o con acceso restringido.

Bernardo dice que sólo los ve y a veces participa en los chats, porque cuando se le ocurrió intentar grabar un video para subirlo a Mecheritas, no tuvo suerte. O mejor dicho sí la tuvo y mucha. La chica en cuestión se llama Jeny y trabajaba en el hotel Hispano; cuenta que era buena onda, no tenía padrote y lo trataba bien. Por eso pensó que si de casualidad lo descubría no se iba enojar mucho.

Bernardo, sólo se ausentó un mes de la Merced, después siguió con su afición como si nada hubiera ocurrido. Pero las redes sociales no sólo sirven para el ocio y disfrute de estos hombres con mucho tiempo libre, sino que se convirtieron en la herramienta perfecta para los proxenetas.

La vieja usanza indicaba que el padrote asediaba a su víctima personalmente. Lo que significa un desplazamiento, un esfuerzo económico y de labia, pues las abordaban cara a cara, las tenían que convencer para pasear, les ofrecían regalos. Aunque no por mucho tiempo, como me advirtió un padrote, demasiada inversión no es negocio.

Prostitutas obligadas prostitutas vice -

De todas formas, ellas pagaban". Yo era feliz", rememora el extratante. Prostitutas pilladas follando estereotipos para mujeres venezolano pide a medio no transmitir mensajes que desconozcan a autoridades. El Relevo le había informado que un muchacho llegaría a preguntar por el trabajo. El mensaje de su hermano sacudió viejos instintos. En este mundo, donde las tarifas no suelen bajar de los mil pesos por hora y abundan los hoteles con jacuzzi y champagne, también tiene sus inconvenientes. Como La Merced abarca un tramo de la Cuauhtémoc, "funcionarios de ahí también recibían una tajada", dice, "y los mismos policías nos avisaban si había operativo. Meses antes, Mario había llevado su negocio a la cima. La mujer sabía que no bromeaba. Ahora ganaba pesos diarios y podía comprar lo que ambicionaba: Algo que por cierto, Bernardo nunca practica, porque al pobre siempre le cobran desmedidamente, pero al parecer la vinatería de testimonios prostitutas prostitutas en casa papa es lo bastante boyante. Los anuncios contienen fotos e prostitutas obligadas prostitutas vice algunos tienen enlaces a videos donde los ofertantes muestran sus aptitudes en plena acción. Prestaba atención a todo lo que acontecía el primer día de su nueva vida en La Merced. Nos daba con palos, plancha, cucharas, cuchillos".

: Prostitutas obligadas prostitutas vice

FOLLANDO CON PROSTITUTAS ESPAÑOLAS JUEGOS DE VESTIR A PROSTITUTAS Prostitutas paiporta eibar prostitutas
Prostitutas celestina follando prostitutas españolas 716
Prostitutas obligadas prostitutas vice Loquo prostitutas barcelona prostitutas porno español
prostitutas obligadas prostitutas vice

0 thoughts on “Prostitutas obligadas prostitutas vice

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *